Preocupan a legisladores demócratas los derechos humanos en México